CONSEJOS
EL ALCOHOL
Conservadora - Restauradora de Patrimonio. Historiadora del Arte.
STOP A LOS ACCIDENTES.
LAS DISTRACCIONES.
LA SEGURIDAD VIAL.
¿Cómo ahorrar Combustible?
TALLER DE EDUCACIÓN VIAL.


[IR A LOS TESTS.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Guía Didáctica]


[Técnicas de Estudios]


[Tramitación Administrativa]


[Criterios Pruebas Teóricas]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página Guía de los Peatones.]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]

Presentación.

El ser humano es, según definición vigente desde los clásicos, un animal social, que necesariamente debe vivir con otros en el seno de una comunidad organizada. Y para convivir en un grupo es imprescindible que existan unas normas de conducta, aceptadas y compartidas por todos, que garanticen la correcta y pacífica relación entre unos y otros. Esas normas son las buenas maneras, la cortesía, el saber estar.

Todos tenemos el derecho a la libre circulación por las vías públicas. Pero como el ejercicio de ese derecho por cada ciudadano ha de ser compatible con el de los demás, el Estado, tiene que establecer las normas necesarias con el fin de que, sin merma del derecho a la libre circulación, su ejercicio resulte ordenado y armónico, pues las libertades de cada uno terminan allí donde comienzan la de los demás.

Para ejercer el derecho a circular por las vías públicas conduciendo vehículos automóviles el Estado exigen el Permiso de Conducción, autorización administrativa que se otorga a aquellas personas que previas las correspondientes pruebas, han demostrado reunir los requisitos y aptitudes necesarias para ello.

La aptitud para conducir, es fruto de un aprendizaje, es decir, de un proceso complejo que abarca un período de tiempo relativamente largo.
Si bien la formación de conductores se suele situar en el momento en que el aspirante al Permiso de Conducción entra en una autoescuela, el individuo, a lo largo de su vida entra en contacto con la circulación a una edad muy temprana, y cuando ingresa en una escuela de conductores cuenta ya con un gran número de experiencias derivadas de la observación del comportamiento de los demás, y algunos tienen alguna experiencia propia como conductores.
Por otra parte, la formación vial tampoco termina con la obtención del correspondiente permiso. El conductor, habiendo adquirido unas bases mínimas para poder integrarse en la circulación, adquirirá una parte importante de sus patrones de comportamiento en el contacto con la experiencia real.

La responsabilidad de la formación de los conductores, por lo tanto, trasciende el ámbito de la escuela de conducción, lo cual supone una necesidad de coherencia entre los diferentes estamentos implicados.

La Educación Vial se hace necesaria, como eje de conexión entre los componentes fundamentales y el medio-entorno del usuario.
La Educación Vial es un proceso continuo que abarca todas las edades. Es una tarea de todos, el hombre está inmerso en núcleos concéntricos (familia, ciudad, región, sociedad). La Educación Vial debe cubrir todos estos núcleos, empezando por la familia y concluyendo en la sociedad. Esto supone que las necesidades y situaciones, por su amplitud, sean muy heterogéneas y, por tanto, el ámbito educativo institucional (la escuela) no es suficiente por lo que se hace necesario aprovechar todas las situaciones vitales que permitan comunicar, informar, y por tanto educar: niños, adolescentes, adultos y mayores.

La reflexión a la cual me gustaría llegar, es sobre lo urgente que es, que todos afinemos mucho nuestras actitudes, nos autoconvenzamos del respeto que merecen los demás y valoremos el significado de la temeridad, el riesgo y la imprudencia porque estamos hablando de la vida propia y de la ajena y, por lo tanto, debemos medir el daño que podemos causar a los demás.
La prudencia y previsión al volante son prueba clara de madurez y sabiduría; la temeridad e irreflexión son prueba clara de inmadurez, necedad y descontrol.

Con esta página me propongo, poner una pequeña piedra sobre el muro, que entre todos tenemos que ir levantando, para evitar el derrame de sangre que cada año se produce en nuestras carreteras, a consecuencia de los accidentes de tráfico. Con ese muro que podemos ir construyendo se podrá evitar los accidentes de circulación y quizás lograr el exacto cumplimiento del Código, pero el muro ha de ir más allá, tiene que llegar hasta conseguir una auténtica educación social y moral que contribuya a dar calidad a la vida colectiva y que facilite, en su ámbito, la formación de personalidades maduras, que ha de redundar, sin duda, en breve plazo, en una efectiva seguridad vial para todos los ciudadanos usuarios de las vías públicas.

Gracias a todos aquellos que ponen su piedra sobre el muro de la Seguridad Vial, y muchas gracias a los que han visitado esta página.

Pon un STOP a los accidentes.



[IR A LOS TESTS DE OPOSICIONES.]


[NUEVA LEY DE SEGURIDAD VIAL.]


¡Encuéntranos en!
facebook.
Entra y hazte admirador de tu Web favorita de Seguridad Vial...
¡te esperan muchas sorpresas!
Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia



Para enlazar con esta página  copia y pega en tu página o blog  el siguiente código:

<a href="http://www. testvial.com">
<img border="0" src="http://www. testvial.com/eslotestvial2.gif" width="133" height="84"></a>

AVISO LEGAL.