CONSEJOS
EL ALCOHOL
STOP A LOS ACCIDENTES.


[IR A LOS TESTS.]


[Manual Guía Didáctica Teórica.]


[Técnicas de Estudios.]


[Criterios de las Pruebas Teóricas.]


[Ir a la Guía para las Clases Prácticas.]


[Criterios de las Pruebas Prácticas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Tramitación Administrativa.]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página cita previa en Jefaturas DGT.]


[Página Guía de los Peatones.]


[¿Cómo ahorrar Combustible?]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]


Safe Creative #1101298370611

 

ESTOS SON LOS CONSEJOS DE LA CNAE A LA HORA DE ELEGIR AUTOESCUELA:

  • Antes de matricularte en una autoescuela, consulta a familiares y amigos por el trato recibido en ella. Su experiencia puede darte muchas pistas.
  • Pide toda la información necesaria. La autoescuela debe ofrecerte el precio de las clases teóricas y prácticas y los horarios de las mismas.
  • Es importante que leas la letra pequeña del contrato y compruebes, en caso de haberte suscrito a alguna oferta, que ésta aparece reflejada. La CNAE recomienda conservar la copia del contrato y el folleto de la publicidad, si es posible conseguirlo.
  • Sírvete de nuevo del contrato para comprobar que las tarifas a pagar son las indicadas previamente.
  • No te olvides de solicitar el justificante de los pagos efectuados.
  • Recuerda que las clases teóricas son tan importantes como las prácticas, y que ambas deben ser de calidad en la autoescuela que elijas. Como alumno, tienes derecho a una explicación de la materia de forma clara y comprensible.
  • Las clases prácticas sirven para aplicar lo aprendido en la teoría. El profesor debe apoyarte en tu aprendizaje, corregirte errores e informar de tu progreso.
  • Las clases prácticas no pueden durar menos de 45 minutos ni más de dos horas seguidas, se deben realizar en ciudad, y no se consideran clases prácticas las impartidas en los circuitos cerrados.
  • Además el profesor que te dé las clases prácticas debe acompañarte el día del examen. La prueba práctica se realizará con el mismo vehículo con el que haces las prácticas, salvo que exista una causa justificada para hacerlo con otro vehículo, por ejemplo una avería.
  • Porcentaje de aprobados. Este dato te puede servir para ver de la calidad de la enseñanza del centro. Si no te lo proporcionan en la autoescuela, puedes consultarlo en la CNAE.
  • Todas las autoescuelas están obligadas a disponer de hojas de reclamaciones. Recuerda que puedes solicitarlas en caso necesario.

DURANTE LAS CLASES PRÁCTICAS.

Los primeros días de las clases prácticas es muy recomendable que asista con frecuencia, sin dejar días libres por el medio. Esto te ayudará a fijar los conocimientos. Es decir, 4 ó 5 días a la semana. Los lunes no te preocupes si estás algo flojo; en media hora de clase práctica con el coche volverás a tu nivel normal.

Es muy importante que en la primera clase de prácticas con tu profesor te explique los diferentes mandos del vehículo. Es muy necesario y muy útil, que el alumno sepa verificar, entre otros, los diversos sistemas de seguridad de que disponga, el estado de los neumáticos, el funcionamiento de las luces, los indicadores de dirección, el estado y limpieza de los catadióptricos y de las placas de matrícula, y la documentación del vehículo.

Durante las clases práctica, es recomendable utilizar un calzado que sea ligero, flexible y cómodo. Es importante que sea así para tener un buen tacto de los pedales, poder pisar estos correctamente, para no entorpecer los movimientos necesarios de los pies en los pedales del vehículo y para que no nos cansemos ni nos haga daño. En caso de emergencia tenemos que poder pisar correctamente cualquiera de los tres pedales, de lo contrario podemos acabar bastante mal.
No son recomendables: chanclas o sandalias, tacones, botas de montaña, botas camperas.
Son recomendables: zapatillas deportivas, mocasines, botines de conducción.

Desde las primeras clases, te tienes que acostumbrar de mirar a lo lejos. En carretera, donde normalmente las distancias son largas y la velocidad mayor, nuestro barrido visual debería ser longitudinal. Es decir, debemos intentar llegar con la mirada hasta lo más lejos que podamos, si puede ser hasta el lugar en que estaremos dentro de los 20 segundos siguientes, y luego barrer con la mirada hasta donde estamos nosotros para luego volver a mirar a lo lejos. En ese barrido visual podremos ir percibiendo todos los elementos que nos rodean, incluidas las señales y el resto de usuarios de la vía. En ciudad, donde la velocidad de marcha es menor que en carretera, nuestro barrido visual se acortará sensiblemente y se ensanchará a modo de barrido transversal para no descuidar los posibles peligros característicos de este tipo de vías: peatones que saltan a la calzada y vehículos que irrumpen de repente, básicamente. Haremos por tanto un barrido transversal, pero con una profundidad de campo visual suficiente como para detectar a tiempo la señalización y cualquier imprevisto que se pueda dar, lo que en ciudad es más que habitual debido a la mayor actividad del tráfico.

Pregunta, a tu profesor, todas las dudas que tengas, si es necesario con un croquis, o poner calles concretas de tu ciudad donde se da ese problema.

De los ejercicios de los que tienes más dificultades, informate de si en el examen práctico serían faltas leves o deficientes. Muchos de los fallos son faltas leves; sabiendo esto te ayudará a relajarte y a quitar importancia, a lo que no tiene demasiada.

Una clase doble, no es equivalente a dos sencillas. Es preferible dos clases simples.

Ir dos alumnos en un coche puede venir bien, tendrás la oportunidad de ver nuevas rutas, aprender más, y te puede animar al ver el nivel del otro alumno.

Si tienes una clase práctica mala no es representativa de todo lo que sabes hacer.

La velocidad ideal, durante las práctica, será aquella en la que te adapte al ritmo de marcha al del tráfico existente sin obstaculizar la marcha de otros conductores, ni molestar a los demás usuarios, utilizar la relación de marchas conveniente de forma oportuna para adaptar la velocidad a la requerida por las circunstancias del tráfico/vía y manteniendo la trayectoria, incluso al cambiar de velocidad.

No te obsesiones con saber aparcar, ni agotar las prácticas con aparcamientos. En un examen, la circulación te supondrá el 95 % del tiempo (cuando no el 100%).

Aprender en la primera clase a regular el asiento del conductor, realizando correctamente los reglajes oportunos del asiento y los retrovisores, para que puedas manejar cómodamente y con seguridad los mandos del vehículo, observando el tráfico a través de los espejos retrovisores interior y exteriores. La posición ideal es aquella en la que, al mismo tiempo que el conductor se siente cómodo, permite un manejo fácil de todos los mandos del vehículo.

Si llevas muchas clases prácticas y te sientes bloqueado, siempre que no sea en las primeras, es mejor descansar la cabeza y volver pasado un par de semanas. El nivel casi no se resiente, estarás de mejor humor, y con la cabeza despejada para aprender más.

¿ ES LA HORA DE DECIDIRSE SUBIR AL EXAMEN?

Que no avanza, que te parece imposible aprobar. Piensa en la persona más inepta y nula, que conozcas. Si ella aprobó el examen práctico, ¿porque tú no?

Hacer una lista de ventajas que te motiven el aprobado. Por ejemplo: tener más facilidad para encontrar trabajo, ampliar tu curriculum, poder irte de vacaciones más lejos y con más libertad, etc.

Buscar un consuelo por si suspendes, para quitarte presión. Por ejemplo: no me corre prisa, tengo algunos ahorrillos para pagarme más practicas, no necesito el carnet urgentemente, etc.

Pensar que todo en la vida tiene dificultades, que las cosas nuevas siempre provocan nervios, que quien algo quiere en la vida algo le cuesta, que sacar el carnét es una experiencia más en la vida de la que algo vas a aprender (aparte de conducir), y que cada día es una nueva lección.

Si te preocupas por lo que pueda pasar en el examen, seguro que tienes muchas más experiencias en la vida en las que te pusiste nervioso o te preocupaste de más, y que al final cuando ocurrieron no era para tanto. Poner ejemplos y, cuando te vengan los nervios, piensa en eso.

No busques la clase práctica perfecta, no existe.

La primera vez es normal suspender; tomalo como algo para conocer a lo que te enfrentarás en el futuro para otros exámenes.

No decirle nada a nadie sobre cuando es tú examen, solo a una persona de total confianza que no te sermonee en caso de suspender, una persona que sepa animar y que te de tranquilidad.

¿Que te pones histérico pensando de ir al examen? Visitas al médico o a la farmacia y que te recete algo (decir que es para el examen práctico de conducir). Haz la prueba de sus efectos días antes (para comprobar que no te duerme y, en el caso de que lo haga, poder volver a la farmacia a por otra cosa que te vaya mejor).

Las últimas clases prácticas que des puede espaciarlas un poco, para no obsesionarte con el tema (día sí, día no).

Que te caiga el examen un lunes puede asustar porque estás todo el fin de semana sin practicar. Pero a veces viene muy bien dejar días libres por el medio, para no pensar en nada referido a un coche.

Piensa en los que llevan muchos años en esto, nadie es perfecto. Los veteranos no tienen porque saber más que tú. Vale, la experiencia es un grado, pero tú, al contrario que ellos, tienes la teórica fresca, y seguro que eres muchísimo más prudente.

Lo más seguro es que el día antes del examen, la práctica no te salga muy bien. Por eso, es mejor no hacer práctica el último día.

Estarás preparado para ir a examen cuando no te sientas "raro" al sentarte al volante (es una sensación rara, pero que seguro que muchas veces has notado cuando vas a las clases prácticas), y cuando seas capaz de ir solo conduciendo y circulando.

Testvial.com, recomienda hacer siempre caso de las indicaciones de los profesores durante las clases, porque la mejor publicidad de una autoescuela es que sus alumnos aprueben con el menor número de prácticas posibles.

En este sentido, el futuro conductor se dará cuenta de que está preparado para hacer el examen, cuando el profesor prácticamente no le corrige en las clases o las rectificaciones son mínimas. En cualquier caso, una cosa está clara: El que vaya a probar suerte que no se presente.


El DIA ANTERIOR AL EXAMEN.

Es un día ideal para dedicarlo a reponer fuerzas. Este día se ha de consagrar a actividades que contribuyan a relajar el ánimo. Escuchar música, ir al cine, ver la televisión, charlar con amigos o familiares, practicar técnicas básicas de relajación, etc.

Las charlas con los compañeros de autoescuela, sobre asuntos relacionados con los temas del examen, es otro factor que contribuye a incrementar el nivel de ansiedad del alumno. Puede, incluso, hacerle perder la visión de conjunto y situarle al borde del abismo. Por tanto, estas charlas deben evitarse.

Por la noche es conveniente acostarse a la hora habitual, sin cometer la barbaridad de restar horas de sueño. Lo básico es encontrarse el día del examen en las MEJORES CONDICIONES PSÍQUICAS Y FÍSICAS. Duerma bien la noche anterior al examen.

Antes de acostarse, conviene también dejar todo preparado para el día siguiente, la DOCUMENTACIÓN y el MATERIAL que se necesitará. Reunirlos para que a la mañana siguiente con las prisas y el nerviosismo, no se olvide ninguno.

Una vez acostado, el alumno ha de procurar no pensar en el examen. Lo recomendable sería que intente dormir en torno a ocho horas con el fin de que, al levantarse a la mañana siguiente, se sienta relajado, pletórico de energías, fresco y con ganas de acometer las tareas que se le avecinan.


CONSEJOS PARA EL DÍA DEL EXAMEN.

  • Toma un desayuno suave con el fin de ingerir energías que ayuden a mantener la actividad toda la mañana. Se han de evitar las comidas copiosas, que adormecen y dificultan la concentración, y también el acudir al examen en ayunas, pues podría ocasionar una lipotimia.
  • No olvide llevar una identificación oficial, es indispensable. Hay que llevar el DNI, pasaporte y certificado de inscripción en el Registro de ciudadanos comunitarios o tarjeta de residencia, en su caso, a todos los exámenes. Si no lo llevas puedes perder la convocatoria con las nuevas normas de examen.
  • Llevar ropa cómoda, y fácil de sacar (nada de abrigos gordos que no os podéis manejar, o pantalones muy ajustado.
  • Llevar los zapatos cómodos de siempre, esos que quedamos en llevar al principio. No es buen momento para estrenar nada.
  • Si usas gafas o lentillas tienes que llevarlas, sin ellas no te examinarán
  • Normalmente no permiten gafas oscuras. Las gafas de sol tienen que ser aptas para conducir. Hay un tipo de gafas que el cristal es tan oscuro que están prohibidas para la conducción.
  • No tomes medicamentos para tranquilizarte sin haberlo consultado con el médico y comunicado a tu profesor. En caso de tomarlos hay que probarlos en las clases practicas, no directamente en el examen.
  • Sea puntual. Una vez iniciado el examen no podrá ser admitido. Lo recomendable es prever la situación y, si se ha de viajar, procurar estar en el examen antes de la hora fijada.
  • Llegar con mucho tiempo de antelación también puede resultar problemático, pues en ese tiempo los alumnos suelen dedicar su tiempo a comentarios en torno al examen, lo cual incrementa su grado de ansiedad e inseguridad.
  • Si hay grupos de alumnos hablando de exámenes anteriores no es bueno que te acerques a ellos. Transmiten nervios.
  • No hagas preguntas a personas distintas de tu profesor, pueden crear confusión.
  • Antes del examen práctico, intentar ir relajado a la convocatoria, teniendo en cuenta que “se trata de una simple prueba más”, deja de enfocarte en los nervios, si eres una persona muy nerviosa, mientras más te digas que eres nerviosa y que los nervios te matan más nervios tendrás, los nervios no se irán de un día para otro, asume que vas a hacer el examen con nervios o simplemente una semanas antes buscate un calmante tipo sumial y ve probando la conducción con el. Para reducir la ansiedad, realiza la técnica 4-7-8:
    • Coge aire por tu nariz durante 4 segundos.
    • Mantén ese aire en tus pulmones durante 7 segundos.
    • Expulsa todo el aire en tus pulmones durante 8 segundos.
    • Repite este proceso hasta que te quedes más tranquilo.
  • Los examinadores, no están en contra de ningún alumno, sólo van a evaluar tu preparación, se aconseja preguntarle siempre cualquier duda.
  • Tienes que pensar que se trata de una clase más y que el examinador es otro alumno.

DURANTE EL EXAMEN DE CIRCULACIÓN.

  • Presentación, por parte del examinador.
  • Identificación del aspirante: El examinador, debidamente acreditado, procederá a la identificación del alumno antes de iniciar la prueba, mediante el correspondiente documento: DNI, pasaporte y certificado de inscripción en el Registro de ciudadanos comunitarios o tarjeta de residencia, en su caso.
  • Comprobaciones previas o verificaciones técnicas: El examinador, atendiendo al tipo de vehículo, y de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Conductores para cada categoría de permiso, antes de iniciar la prueba, pedirá al aspirante que realice alguna verificación o comprobación con carácter aleatorio, que podrá estar referida:
  • Comprobaciones previas en el interior del vehículo:
    • Luces: (Encender y reconocer en el tablero el testigo de cada una de ellas, en caso de tenerlo). Posición, cruce, carretera, antiniebla delantera,
      antiniebla trasera, emergencia, indicadores de dirección, ráfagas.
    • Cláxon: Utilizarlo.
    • Limpiaparabrisas: Delantero, trasero, lava parabrisas.
    • Otros testigos y funcionamiento: (Se podrá pedir al alumno que identifique las luces que se encienden en el tablero al poner el contacto): Freno de estacionamiento, fallo o carga baja de la batería, falta o baja presión de aceite, puerta mal cerrada, temperatura elevada del motor y falta de liquido refrigerante, carburante, utilización del cinturón de seguridad.
    • Elevalunas eléctrico: (Conocer su utilización, en su caso)
    • Ventilación, aire acondicionado y calefacción: Saber utilizar y reconocer los mandos y testigos de: Aire acondicionado, calefacción, anti vaho delantero y trasero, rueda de ventilación y posiciones según convenga.
    • Documentación: Reconocer permiso de circulación y tarjeta de inspección técnica.
    • Mando de apertura del capó.
    • Bloqueo y desbloqueo de dirección.
    • Cuentarrevoluciones.
  • Comprobaciones previas en el exterior del vehículo:
    • Luces: Se solicitará la colaboración del profesor para que actúe sobre los mandos que previamente le haya indicado el examinador, y el alumno en el exterior identificará el alumbrado que proceda.
    • Neumáticos: Estado y presión.
    • Niveles: Aceite, líquidos (refrigerante, dirección, frenos, lavaparabrisas).
    • Batería: Situación y estado.
    • Rueda de repuesto: Situación y herramientas para el cambio.
    • Triángulos de preseñalización.
    • Chaleco.
    • Depósito de combustible: situación y apertura de tapa (interior o exterior según modelo).
    • Puertas: (Autobuses) Apertura y cierre de puertas.
  • Instrucciones para realizar la prueba:
    A continuación, el examinador dará una breve explicación sobre la prueba que se va a llevar a cabo, los objetivos que se pretenden y las circunstancias del desarrollo de la misma, en sus dos fases de conducción autónoma y dirigida.
  • Acomodación del aspirante, colocación del asiento, el cinturón de seguridad, así como la graduación del reposacabezas y de los espejos retrovisores. El examinador podrá igualmente solicitar al aspirante el manejo de algún mando o accesorio del vehículo, como el claxon o el limpiaparabrisas.
  • Firma de la ficha de examen por el aspirante y anotación de la hora de comienzo de la prueba por el examinador.
  • Entre otras, hay que comprobar, que todas las puertas están cerradas.

Seguro que te preocupa mucho las quinielas de si ese día lloverá, hará sol, etc. Todo tiene su lado bueno y su lado malo; por supuesto, antes del examen quedate solo con la parte buena del asunto. Los días con lluvia tienen cosas malas: se empañan los cristales, aquuaplanning, menor visibilidad, etc. Pero también cosas buenas: menos peatones, vehículos circulando a menor velocidad, al tener que usar continuamente luces nos despreocupamos de ellas, porque las ponemos al principio. Los días de sol tienen también cosas malas: más vehículos circulando, más peatones, más velocidad en todas las vías, deslumbramientos por el sol, etc. Y también cosas buenas: estamos de mejor humor, mucha mejor visibilidad etc...

Ver pros y contras de ir de primero o de último en el examen. En ambos casos conocerás una parte de la ruta (el barrio de donde salen los coches de AE). Todo tiene su lado bueno: Realizar el examen el primero, te sacas el examen de una vez de en medio, no te comparas con los demás. Ir de último, ves los fallos de los demás y no te ves tan mal, puede ser un examen más corto porque vas directamente al parking y, por eso, sabes casi exactamente por que ruta vas a ir.

No hay examen perfecto, así que no te agobie ante la primera falta (o lo que piensas que es una falta, pero que a lo mejor el examinador ni tiene en cuenta).

El examen se basa en demostrar dos cosas:
confianza con el vehículo: coge los mandos con seguridad, decisión, mucha observación, no titubear (especialmente en situaciones peliagudas, como incorporaciones, glorietas, cambios de carril.
saber adaptarse a las circunstancias: de todas las situaciones que te pueden ocurrir en la carretera, saber como salir de ellas más o menos airoso.

Cambiar de marchas varias veces, tanto altas como bajas, siempre que puedas. Da muy buena impresión.

En el momento de empezar el examen puedes relacionar todo lo que tengas que hacer con un número, por ejemplo el 5, con ello tengo que saber que tengo que hacer 5 cosas, antes de empezar, 1º asiento, 2º espejos, 3º cinturón, 4º encendido, 5º freno de mano, y así mismo contarlo en el examen.

Básicamente, una buena conducción se basa en tener cuidado con: velocidad (ni pasarse ni quedarse corto), prioridad, señales, incorporaciones, distancias (frontales y laterales) y mucha observación.


La conducción autónoma:
Durante la conducción autónoma, lo importante es saber circular con soltura, no importa si uno se equivoca en el destino. Eso no afecta a la puntuación. Es recomendable en ese tiempo que no se cojan itinerarios rectos, sino que se hagan maniobras y se busquen señales de stop, sin miedo a demostrar lo que sabe, que es lo que quiere ver el examinador.
Esta fase no es opcional para el aspirante y debe realizarse en todo caso, con la finalidad de:
  • Conseguir tranquilidad del alumno en la fase inicial de la prueba.
  • Poner de manifiesto su capacidad de tomar decisiones y su adaptación al tráfico.
  • Se realizará en los 10 primeros minutos de la misma, salvo para los permisos A1, A2.
  • Con carácter voluntario, se podrán seguir las indicaciones de un navegador, si el vehículo dispusiera de él, debiendo ser el aspirante quien programe, en el momento de la prueba, el punto de destino o itinerario que indique el examinador.

Conducción dirigida:
  • El examinador transmitirá las indicaciones con antelación suficiente, con un lenguaje claro, de tal manera que puedan ser fácilmente comprendidas por el aspirante.
  • La prueba se desarrollará por vías urbanas e interurbanas y dentro de éstas, si fuera posible, por autopistas o autovías.
  • Siempre que sea posible, se circulará por tramos en pendiente ascendente o descendente, túneles y pasos a nivel.
  • Los aspirantes para la categoría B durante la prueba deberán realizar como mínimo dos maniobras, de la que una, al menos, deberá incluir la marcha hacia atrás.
  • También durante esta fase se evaluará la conducción eficiente del alumno en toda la prueba, siguiendo los principios generales básicos de la conducción eficiente:
    • Para iniciar o reanudar la marcha, se debe utilizar la relación de marchas más adecuada en función del vehículo (turismo, camión, autobús, etc.), características de la vía (como desnivel de la calzada), etc.
    • Después de realizar el cambio de marchas, se debe acelerar de forma ágil y progresiva inmediatamente pero sin llegar a pisar a fondo el pedal del acelerador (50 y 70 % recorrido).
    • Los cambios de marcha en turismos con motor de gasolina, como norma general, se realizarán entre 1.500 y 2.500 rpm., y con motor diesel entre 1.300 y 2.000 rpm. En los vehículos con motor diesel de bajas revoluciones (camiones, autobuses, tractocamión, etc.), los cambios de marcha dependen mucho de las características del vehículo y de las condiciones de la vía, oscilando entre 800 y 2000 rpm las más adecuadas para realizar los cambios.
    • Una eficiente utilización de la caja de cambios se realiza mediante los llamados “saltos de marcha”, que consisten en pasar de 2ª a 4ª, de 3ª a 5ª, de 3ª a 6ª, etc., del mismo modo que para la reducción de velocidad de 6ª a 4ª, de 5ª a 3ª, etc.
    • Es conveniente circular el mayor tiempo posible en marchas largas y a bajas revoluciones y mantener una velocidad de circulación lo más uniforme posible, para evitar frenar y acelerar innecesariamente.
    • Una buena anticipación y una distancia de seguridad adecuada harán que la conducción sea mucho más eficiente. Nos permitirá advertir con suficiente antelación los imprevistos que puedan surgir en la carretera.
    • En las deceleraciones es conveniente levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo por inercia con la marcha engranada sin que baje de 1.000 rpm. Por lo tanto, en las detenciones, siempre que sea posible, se inmovilizará el vehículo sin reducir previamente de marcha.
    • En las detenciones que se prevean superiores a 60 segundos, es conveniente apagar el motor.
    • Se recuerda que en las incorporaciones con carriles de aceleración, adelantamientos en vías de doble sentido de circulación y otras situaciones en las que exista conflicto entre la conducción segura y la eficiente, deberá prevalecer la seguridad sobre la conducción eficiente.

La duración de la prueba no será inferior a 25 minutos de circulación real para los permisos A1, A2, BTP, B y B+E o 45 minutos para el resto de las categorías, excluyendo la recepción del aspirante, las comprobaciones previas y la comunicación del resultado. Es muy importante la transmisión de esta exigencia sobre cumplimiento de tiempos mínimos de conducción a todos los implicados en las pruebas ya que es imprescindible esta duración mínima para alcanzar una prueba de calidad.
LA PRUEBA "UNICAMENTE" SE INTERRUMPIRÁ PORQUE:
  • Se cometa una falta eliminatoria, que comporte un peligro real, y concreto.
  • Se produzca una intervención justificada del profesor. Se ruega la máxima diligencia en este punto respecto a los criterios del Anexo VI.C) 7.2 del R.G de Conductores.
  • Quede acreditada una manifiesta impericia del aspirante.
  • Se cometa una falta eliminatoria que, debido a la gravedad objetiva o el reproche social que conllevan por sí mismas, implicarán la interrupción de la prueba.

COMUNICACIÓN DEL RESULTADO.
Finalizada la prueba, el examinador en presencia del profesor, deberá comunicar el resultado de la misma al aspirante, con una explicación breve y clara sobre la evaluación de la prueba, sin entrar en discusión sobre faltas en concreto. El resultado se comunicará como máximo cada dos aspirantes.

La comunicación deberá realizarse en un entorno seguro. En principio, se considera entorno seguro el centro de examen, así como los puntos de citación preestablecidos. No obstante, si el examinador percibe como seguro cualquier otro punto, podrá utilizarlo bajo su responsabilidad.


Google

[IR A LA PÁGINA PRINCIPAL.]

[IR A LA PÁGINA DE ENSEÑANZA PRÁCTICA.]


¡Encuéntranos en!
facebook.
Entra en y hazte admirador de tu Web favorita de Seguridad Vial...
¡te esperan muchas sorpresas!
Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia

La Mirada.

AVISO LEGAL.