IR A LA PÁGINA PRINCIPAL
LA SEGURIDAD VIAL.
LAS DISTRACCIONES.
IR A LOS TESTS.
Manual Guía Didáctica Teórica.
Técnicas de Estudios.
Criterios de las Pruebas Teóricas.
Ir a la Guía para las Clases Prácticas.
Criterios de las Pruebas Prácticas.
El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.
Conducción en Condiciones Especiales.
Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.
Tramitación Administrativa
Página Vídeos de Tráfico.
Test tipo multirespuesta.
Página consultar examen DGT.
Página consultar saldo puntos DGT.
Página Consultar Estado de las Carreteras.
Página cita previa en Jefaturas DGT.
¿Dónde están los radares de la DGT?
¿Cómo ahorrar Combustible?
Ocio y Vacaciones.
Alcohol y Conducción.
Educación Vial.
Recomienda Autoescuelas.
Los Coches más Vendidos.
Los Coches más Seguros.
El Seguro de los Vehículos.
Seguridad Peatones.
Enlaces de Interés.
CONTACTAR CON TestVial.com
Consejos y Avisos Legales

CONDUCCIÓN ECONÓMICA.

PETRÓLEO: GASOLINA Y GASÓLEO.

Los motores de los vehículos, utilizan generalmente como carburante la gasolina o el gasóleo derivados del petróleo que es un producto fósil formado por hidrocarburos diferentes y con un alto poder energético.

Se debe ser eficiente en el consumo de carburante porque es escaso y limitado.

  • Se encuentra geográficamente localizado en focos determinados y las reservas existentes se van agotando debido al elevado consumo que se hace de él.
  • Generalmente hay que importarlo desde fuera de Europa.

No deben utilizarse en los vehículos otro tipo de carburantes de los que aconseje el fabricante, ya que pueden dañar irreversiblemente el motor y producir emisiones altamente perniciosas.

Todavía no se encuentran consolidadas las alternativas reales al uso de esta fuente de energía, como puede ser la energía eléctrica que casi ya es una realidad, pero que tiene un coste aún muy elevado, o bien otras fuentes de energía como, por ejemplo, el gas natural.

  • En los últimos años existe una tendencia, apoyada tanto desde la normativa como desde el mercado, para introducir una proporción creciente de biocarburantes (biodiésel en motores diésel y bioetanol en motores de gasolina) en el transporte por carretera.
Los carburantes de automoción cumplen unas reglamentaciones europeas muy estrictas, por lo que la calidad de las gasolinas y gasóleos es mucho más alta que hace unos años, sobre todo por los aditivos que los suministradores de carburante introducen en sus productos.

Ahorro energético:

Reducción del consumo de carburante.

El ahorro de carburante es una de las máximas preocupaciones en el diseño de los automóviles, pero no se puede olvidar que también los conductores deben poner de su parte todo lo necesario para ahorrar carburante.

El conductor puede ahorrar energía en su vehículo mediante:

  • un uso más eficiente del mismo,
  • la realización de un mantenimiento adecuado.

El consumo de carburante depende del:

  • El tipo de carburante (gasolina o gasóleo).
  • El vehículo (motor, peso, aerodinámica, tamaño,…).
  • El conductor (buen mantenimiento del vehículo, estilo de conducción, uso del aire acondicionado, ámbito de conducción…).
  • Las condiciones de la vía (subidas, bajadas...).
  • Las condiciones meteorológicas (viento a favor o en contra, lluvia...).

La disminución del consumo de carburante contribuye a:

  • El ahorro económico del propio conductor.
  • Contaminar en menor medida.
  • Retardar el fin de las reservas petrolíferas.
  • Mejorar la balanza nacional de pagos.

Factor decisivo en el consumo:

La compra de un vehículo.

Muchos vehículos se compran atendiendo a criterios de estética, de línea deportiva, de gama de colores, de capacidad, etc., pero sin examinar ni tener en cuenta suficientemente el factor consumo. Sin embargo, las repercusiones económicas y en el medio ambiente de un elevado consumo son cada vez más importantes.

En esta línea se ha establecido por ley la obligatoriedad para los puntos de venta de informar al comprador de los consumos y de las emisiones de los vehículos nuevos puestos en venta, mediante la colocación de forma visible de una etiqueta informativa de los mismos.

  • Una elección poco acertada a la hora de la compra del vehículo puede, por tanto, repercutir económicamente de forma perjudicial en su propietario durante muchos años, además de contribuir en mayor medida al deterioro del medio ambiente.

Consumo medio o ponderado.

Cuando se va a realizar la compra de un vehículo, se deben analizar los datos de consumo que suministra el vendedor, las guías de compra, publicaciones o páginas web de internet especializadas en información acerca de venta de vehículos.

Para cada marca y modelo existen tres indicadores de consumo en litros por cada 100 kilómetros recorridos, reglamentados según directivas europeas, como por ejemplo:

  • Consumo urbano.
  • Consumo en carretera a una determinada velocidad y en condiciones óptimas.
  • Consumo ponderado entre urbano y carretera.

Una vez comparadas las posibles opciones de compra y, en igualdad de las restantes características del vehículo, el consumo puede convertirse en el dato más importante para realizar la elección definitiva.

Se pondrá especial atención en el consumo que más corresponda al uso que se va a hacer del vehículo, es decir, si se va a circular más por vía urbana que por vía interurbana o viceversa.

Algunas recomendaciones para la compra del vehículo son:

  • Tamaño del vehículo.
    • Comprar vehículos con motores de altas cilindradas y potencias para su utilización casi exclusiva en poblado es un derroche de energía.
    • Para reducir el consumo de carburante, el tamaño del vehículo, además de la cilindrada y potencia de su motor, debe adaptarse en lo posible al tipo de uso mayoritario, número de pasajeros y carga que normalmente se prevea llevar.
    • Los vehículos todo terreno, muy útiles para uso en caminos rurales y de montaña, consumen mucho carburante en circulación por carretera y, más aún, si se usa dentro de poblado, además de reducir la seguridad vial en estas vías.
  • Tipo de motor.
    • El motor diésel tiene menor consumo que el de gasolina, pero es más costoso, en un principio, para las mismas prestaciones.
    • Hoy en día existen motores con muy bajo consumo de carburante, tanto diésel como gasolina, debiendo analizarse el coste real anual, teniendo en cuenta los kilómetros que se recorren para determinar el tipo de vehículo más apropiado a las necesidades de cada uno.
  • Coches deportivos.
  • Las líneas deportivas de los automóviles aportan altas prestaciones pero, por esta razón, conllevan un elevado consumo de carburante.

A la hora de comprar un vehículo deben tenerse en cuenta todos los gastos que conlleva: precio del mismo, tipo de carburante, consumo, kilómetros anuales recorridos, impuestos, gastos del seguro, mantenimiento, repuestos,…

TESTS DE CONDUCCIÓN ECONÓMICA.

Fuente de información: Manual del Conductorde la DGT.


Técnicas de eco-conducción con Paco Costas.



PÁGINA CONSULTA EXAMEN.

PÁGINA PRINCIPAL.