IR A LA PÁGINA PRINCIPAL
LA SEGURIDAD VIAL.
LAS DISTRACCIONES.
IR A LOS TESTS.
Manual Guía Didáctica Teórica.
Técnicas de Estudios.
Criterios de las Pruebas Teóricas.
Ir a la Guía para las Clases Prácticas.
Criterios de las Pruebas Prácticas.
El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.
Conducción en Condiciones Especiales.
Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.
Tramitación Administrativa
Página Vídeos de Tráfico.
Test tipo multirespuesta.
Página consultar examen DGT.
Página consultar saldo puntos DGT.
Página Consultar Estado de las Carreteras.
Página cita previa en Jefaturas DGT.
¿Dónde están los radares de la DGT?
¿Cómo ahorrar Combustible?
Ocio y Vacaciones.
Alcohol y Conducción.
Educación Vial.
Recomienda Autoescuelas.
Los Coches más Vendidos.
Los Coches más Seguros.
El Seguro de los Vehículos.
Seguridad Peatones.
Enlaces de Interés.
CONTACTAR CON TestVial.com
Consejos y Avisos Legales

CONDUCCIÓN ECONÓMICA.

EL MANTENIMIENTO DEL VEHÍCULO:

Con un motor y un vehículo correctamente mantenidos se gana en seguridad y se ahorra carburante. Las tareas de mantenimiento que se deben realizar en el vehículo son esenciales para que el consumo y las emisiones sean las especificadas por el fabricante.

Las principales operaciones de mantenimiento que influyen en un consumo extra de carburante son:

  • Puestas a punto:
    • Un motor mal ajustado puede incrementar su consumo.
  • Presión de los neumáticos:
    • La falta de presión en las ruedas supone un consumo extra, ya que aumenta la resistencia a la rodadura por la deformación excesiva del neumático.
    • No se debe tener en cuenta a efectos del ahorro de carburante, aumenta la presión de los neumáticos para obtener menor consumo, ya que se pagará en comodidad, seguridad y desgaste prematuro y desigual de los neumáticos.
    • Un descenso de la presión de 0,3 bares respecto a la recomendada por el fabricante puede incidir en un aumento de consumo de carburante.
  • Niveles y filtros.
    • Los niveles de aceite y líquido de refrigeración son importantes para la conservación del motor en óptimas condiciones.
    • Las pérdidas del fluido refrigerante pueden producir un calentamiento del motor y averías importantes en la culata.
    • Las pérdidas de aceite pueden provocar problemas de lubricación y llegar a dañar irreversiblemente el motor.
    • El sistema de refrigeración en mal estado puede también afectar al consumo.
    • De aquí la importancia que tiene que el líquido alcance pronto la temperatura de funcionamiento normal y que el nivel del líquido del radiador o vaso de expansión no descienda.
    • Se debe vigilar con frecuencia que las correas tengan la tensión adecuada, que el termostato funcione bien, etc…
    • Si es malo que el motor se caliente no es menos malo que el líquido refrigerante esté frío.
    • Si el líquido está frío, tanto el desgaste de los cilindros como el aumento del consumo son mayores, perdiendo potencia el motor.
  • Lubricante.
    • Hay que tener en cuenta que el aceite no sólo sirve para lubricar las partes en rozamiento, sino para refrigerar, reducir las holguras, por ejemplo, las que hay entre el pistón, los segmentos y los cilindros, y limpiar las partículas que va encontrando en su paso por las distintas partes del motor.
    • Si el aceite es demasiado viscoso, aumenta la resistencia mecánica de las partes en movimiento, sobre todo al realizar trayectos urbanos, donde por su corta duración y distancia recorrida, el aceite no alcanza una temperatura lo suficientemente elevada que lo lleve al punto justo de fluidez.
    • El cambio de aceite y la sustitución del filtro de aceite deben realizarse siguiendo las indicaciones del fabricante del vehículo y debe hacerse sin derramar o abandonar en cualquier parte el aceite usado.
    • El vertido incontrolado del aceite está prohibido y se penaliza con la correspondiente sanción ya que degrada seriamente el medio ambiente.
    • Los cambios periódicos de aceite deben cumplirse, utilizando el tipo de aceite recomendado por el fabricante.
    • La elección incorrecta del tipo de aceite a emplear puede aumentar el consumo hasta un 3%.
  • Filtro del aire.
    • Si se circula habitualmente por ciudad con ambiente contaminado o por caminos polvorientos, conviene cambiar el filtro con más frecuencia.
    • En verano, en zonas secas este filtro se ensucia más.
    • En los motores que incorporan turbocompresor puede producir su deterioro.
    • Un filtro de aire obstruido puede producir pérdidas de potencia de hasta el 15% y puede aumentar el consumo hasta el 5%.
  • Encendido
    • Un sistema de encendido en mal estado puede incrementar el consumo en un 10%. Por ello se debe:
    • Cuidar que las bujías estén siempre en buen estado.
    • Revisar periódicamente la puesta a punto del encendido y el ralentí.
    • El ralentí deberá estar reglado al régimen fijado por el fabricante. Un ralentí demasiado alto lleva consigo un consumo excesivo e inútil, especialmente en las retenciones del motor y cuando se circula por ciudad, en que es frecuente que el motor gire al ralentí durante bastante tiempo.
    • Un motor que gira más deprisa de lo debido, consume más.

TESTS DE CONDUCCIÓN ECONÓMICA.

Fuente de información: Manual del Conductor de la DGT.


Documental. Mundo sin Petroleo (1-4)

Documental. Mundo sin Petroleo (2-4)



PÁGINA CONSULTA EXAMEN.

PÁGINA PRINCIPAL.