CONSEJOS
EL ALCOHOL
STOP A LOS ACCIDENTES.


[IR A LOS TESTS.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Guía Didáctica]


[Técnicas de Estudios]


[Tramitación Administrativa]


[Criterios Pruebas Teóricas]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página Guía de los Peatones.]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]

 

APRENDIZAJE DE LA CONDUCCIÓN.

ADQUISICIÓN DE LOS AUTOMATISMOS BÁSICOS DE LA CONDUCCIÓN.

PERFECCIONAMIENTO Y DOMINIO DELMANEJO DE MANDOS .

EJERCICIOS PARA CONSEGUIR EL PERFECCIONAMIENTO EN EL MANEJO DEL EMBRAGUE.


EL PUNTO DE FRICCIÓN Y EL FORRO DEL EMBRAGUE.

JUSTIFICACIÓN.
Entre que los platos están separados y que están unidos para girar de forma solidaria al ritmo que marque el motor, hay un periodo en el que no están ni separados ni juntos, sino friccionando. Eso es cuando ambas partes comienzan a contactar entre sí. Es lo que llamamos punto de fricción y que algunos profesores denominan “medio embrague”, precisamente porque el contacto entre ambos platos está a medias, rozando.

El disco intermedio, que está recubierto de un material especial, el forro de embrague, y que permite que la unión entre ambos platos se realice sin patinar, sin pérdidas del movimiento circular que sale del motor. Sin este forro (o con este forro en mal estado), los platos, como son metálicos, resbalarían. Entonces, al acelerar el motor el resto de la transmisión no giraría en consonancia, pues este es el disco intermedio con su forro.

Cuando hacemos friccionar el embrague, este disco recibe movimiento por parte del motor y transmite parte del movimiento al resto de la transmisión. Y como hay fricción hay rozamiento (obvio). Y como hay rozamiento, hay desgaste. Eso significa que esta es una de las piezas que más fácilmente acusa el abuso de usar el punto de fricción. Otras tienen que ver con los empujadores del mecanismo, pero el forro del embrague es seguramente el elemento más crítico.

Y ya hemos dicho que si el forro está en mal estado, la transmisión del movimiento no será correcta. Es eso que se dice de un coche al que le patina el embrague: pisamos el acelerador, el motor se revoluciona pero el ruido no se acompaña del movimiento del coche hasta unos instantes después, cuando oímos que el motor vuelve a bajar de vueltas y el coche efectivamente se mueve. Ahí quizá está fallando el forro porque se ha gastado en exceso.

En cualquier caso, queda claro que friccionar es un factor de desgaste que no parece demasiado recomendable. Pero nos hace falta friccionar para emprender la marcha, ya que si no lo hiciéramos así calaríamos el motor. Es lo que pasa cuando soltamos el pedal del embrague de golpe: queremos acoplar los dos platos de repente, y el motor no puede con el esfuerzo de mover un mazacote de metal de 1.200 kilos al que llamamos coche y que está condicionado por una enorme inercia: la de permanecer quieto.

Por lo tanto, hace falta friccionar el embrague, pero lo justo y necesario. El resto será quemar embrague tontamente. Y cuanto mayor sea la diferencia de movimiento circular entre uno y otro platos del embrague, mayor el desgaste. Es decir, que si aceleramos de forma desorbitada mientras estamos friccionando, antes o después tendremos forro de embrague a la parrilla, acompañado de un aroma inconfundible que recuerda a mil contenedores de basura abiertos en pleno verano. El humo que pueda desprender el embrague es optativo.

¿CUÁNDO USAR EL PUNTO DE FRICCIÓN O "MEDIO EMBRAGUE"?
JUSTIFICACIÓN.
Una vez asumido por el alumno todo lo anterior, la respuesta a cuándo usar el “medio embrague” es casi obvia: usamos el punto de fricción del embrague sólo cuando es estrictamente necesario, sólo cuando necesitamos acoplar las dos partes del embrague de manera que la unión se realice con suavidad.

El alumno justificará la necesidad de avanzar en ocasiones a velocidad muy reducida, en las que incluso la 1ª relación de marchas se va a quedar excesivamente larga, bien por la situación del tráfico (por ejemplo: atascos, circulación saturada) o bien por la corta distancia que hay que recorrer (por ejemplo: estacionamientos o para aproximarse a la correcta posición de entrada en una intersección si el vehículo se ha quedado algo retirado de la misma). El alumno comprenderá mucho mejor la velocidad que se le exige mantener en el medio embrague si se le indica:

  • ¡Fíjate!, tienes que ir como a paso de un peatón, muy lentamente! Así, ¡muy bien!
Con la práctica del medio embrague, el alumno recordará, lo que mecánicamente está sucediendo con el motor y el embrague del vehículo.

Ver vídeo sobre punto de fricción y el forro del embrague.


La Fuente de Información de este documento es del...

Programa propiedad de la Dirección General de Tráfico, editada en 1995 y dirigido por Don. Francisco Javier Uclés Sánchez.

Google

[IR A LA PÁGINA PRINCIPAL.]

[IR A LA PÁGINA DE ENSEÑANZA PRÁCTICA.]


¡Encuéntranos en!
facebook.
Entra en y hazte admirador de tu Web favorita de Seguridad Vial...
¡te esperan muchas sorpresas!
Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia

La Mirada.

AVISO LEGAL.