CONSEJOS
EL ALCOHOL
STOP A LOS ACCIDENTES.


[IR A LOS TESTS.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Guía Didáctica]


[Técnicas de Estudios]


[Tramitación Administrativa]


[Criterios Pruebas Teóricas]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página Guía de los Peatones.]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]


 

APRENDIZAJE DE LA CIRCULACIÓN.

ADAPTACIÓN DE LA CONDUCCIÓN Y CIRCULACIÓN DEL VEHÍCULO A CONDICIONES ESPECIALES Y/O PARTICULARES.

CONDUCCIÓN Y CIRCULACIÓN EN CONDICIONES ATMOSFÉRICAS ADVERSAS.

LA LLUVIA.

CONSIDERACIONES GENERALES.
El alumno recordará que la lluvia es la incidencia meteorológica que más incidencia tiene en la accidentalidad invernal, puede influir negativamente en la conducción y exige del conductor adoptar las debidas precauciones en garantía de la seguridad.

Hay que contar también con los reflejos producidos y el constante "venir" de esos puntos luminosos (gotas de agua) que tanto molestan al conductor.

Como en el caso de la niebla, el agua disminuye la adherencia y, mezclada con arenilla, partículas de caucho, restos de gasoil, etc, etc., forma un lodo fino particularmente resbaladizo.

La velocidad a mantener dependerá de los neumáticos, de la calzada y de la lluvia.

Los canales de drenaje del neumático y, sobre todo, su profundidad determinan la capacidad de evacuación del agua y, con ella, la adherencia del neumático.

Disminuye la visibilidad para el conductor por la lluvia, por el empañamiento más o menos parcial de los cristales, por el agua que despiden los coches.

PELIGROSIDAD Y PRECAUCIONES A ADOPTAR.
Al quedar la calzada mojada o cubierta de una capa de agua, se hace deslizante. Esto exige al alumno el adoptar unas precauciones:

  • El peligro que suponen las primeras gotas. Aquí es donde se deben de adoptar más precauciones ya que al mezclarse el agua con el polvo, grasa y restos depositados en la calzada, se produce un barrillo que convierte al firme, sobre todo cuando llueve tras un largo período sin haber llovido, en sumamente deslizante.
  • La adhrencia de los neumáticos se reduce y, por consiguiente, existe peligro de deslizamiento. El alumno tendrá en cuenta los siguientes consejos:
    • Mantener siempre los neumáticos en buen estado (presión correcta y el dibujo adecuado).
    • Comprobar con frecuencia durante la marcha si los frenos responden.
    • Frenar con suavidad, progresivamente y a pedaladas cortas y no de manera brusca.
    • Frenar con más antelación de lo que se haría en condiciones normales.
    • Aumentar la distancia de separación o seguridad.
    • Tener precaución en relación con el fenómeno "aquaplaning".
    • Reducir la velocidad:
      • Por garajes y aparcamientos.
      • Por vías o terrenos públicos aptos para la circulación, tanto urbanos como interurbanos.
      • Por vías o terrenos privados aptos para la circulación, tanto urbanos como interurbanos.
      • Por vías o terrenos públicos, que sin tener tal aptitud, es decir que no son aptos para la circulación, sean de uso común.
  • La visibilidad también se reduce. En esos días lógicamente hay menos luminosidad, y además el parabrisas y las lunetas del vehículo se mancharán en su parte exterior por las salpicaduras de agua sucia y barro, y en su parte interna se empeñarán de vaho, quedando igualmente afectados los espejos retrovisores exteriores.
    Para mejorar esta visibilidad, el alumno se adiestrará en:
    • Seleccionar, al menos, la luz de corto alcance o de cruce.
    • Encender la luz de niebla, tanto la delantera como la posterior si la lluvia es intensa.
    • Limpiar y mantener siempre limpios los cristales o tulipas de todas las luces.
    • Poner la aireación y luneta térmica, para eliminar el vaho.
    • Prevenir con suficiente antelación las salpicaduras de agua sucia y barro que se producen al cruzarse con otros vehículos, al adelantar o ser adelantados, y en especial cuando se trata de camiones o autobuses.
    • Como siempre: Adecuar la velocidad a la zona de visibilidad para así disponer de más tiempo para percibir los estímulos externos y reaccionar correctamente.
    • Si fuera preciso: detenerse para limpiar los cristales de lunas y así mejorar la visibilidad.
  • Ante la presencia de charcos de agua en la calzada, el alumno recordará que:
    • Si es posible evitar pasar por ellos.
    • Moderar la velocidad.
    • No olvidar que el charco seguramente esté formado sobre un bache.
    • Peligro por las salpicaduras que se pueden ocasionar a los demás usuarios.
    • Si la zona está totalmente anegada por agua, si impide continuar, dar la vuelta y seguir otro itinerario. Si no lo impidiera, el alumno circulará en 1ª relación de marchas, lentamente y a una velocidad y aceleración sostenidas.
  • En caso de lluvia torrencial, el mejor consejo: ¡¡no continuar!! Se debe estacionar en un lugar permitido y seguro hasta que cese o disminuya la intensidad de la lluvia.

Ver vídeo de cómo conducir y circular con lluvia.


La Fuente de Información de este documento es del...

Programa propiedad de la Dirección General de Tráfico, editada en 1995 y dirigido por Don. Francisco Javier Uclés Sánchez.

Google

[IR A LA PÁGINA PRINCIPAL.]

[IR A LA PÁGINA DE ENSEÑANZA PRÁCTICA.]


¡Encuéntranos en!
facebook.
Entra en y hazte admirador de tu Web favorita de Seguridad Vial...
¡te esperan muchas sorpresas!
Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia

La Mirada.

AVISO LEGAL.