CONSEJOS
EL ALCOHOL
STOP A LOS ACCIDENTES.


[IR A LOS TESTS.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Guía Didáctica]


[Técnicas de Estudios]


[Tramitación Administrativa]


[Criterios Pruebas Teóricas]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página Guía de los Peatones.]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]


 

APRENDIZAJE DE LA CIRCULACIÓN.

ADAPTACIÓN DE LA CONDUCCIÓN Y CIRCULACIÓN DEL VEHÍCULO A CONDICIONES ESPECIALES Y/O PARTICULARES.

CONDUCCIÓN Y CIRCULACIÓN EN CONDICIONES ATMOSFÉRICAS ADVERSAS.

LA NIEBLA.

PELIGROSIDAD Y PRECAUCIONES A ADOPTAR.
Es una situación que produce una reducción de la visibilidad (cuando es muy espesa, prácticamente la elimina) y de la adherencia de los neumáticos al mojarse el pavimento y, por consiguiente, existe peligro de deslizamiento.

El alumno cuando practique en días de niebla debe de adoptar las siguientes medidas, encaminada a mejorar, tanto la visibilidad como la adherencia:

  • Los anteriores consejos expuestos para la lluvia y nieve pueden ser también aplicados en caso de niebla.
  • Recalcar al alumno que si importante es ver, más importante es ser visto por los demás. Interesa muy especialmente:
    • Seleccionar correctamente el sistema de alumbrado. Las luces de corto alcance o de cruce, al proyectar directamente la luz hacia el suelo, penetran mejor las gotas y se ve más y mejor. No conviene utilizar la luz de largo alcance o de carretera, porque, al proyectarse la luz en paralelo sobre la calzada, las diminutas gotas de agua y partículas en suspensión no se dejan penetrar y reflejan la luz como si de un espejo se tratara, es decir, la devuelven sobre el conductor y puede ser deslumbrado. Si el vehículo dispones de ella, se debe de accionar la luz delantera de niebla, que al estar colocada más baja y por el especial tallado de sus cristales penetran eficazmente en la niebla, iluminan una zona más amplia y aumenta la visibilidad, máxime cuando pueden estar encendidas simultáneamente con cualquier otro sistema de alumbrado. También la luz posterior de niebla constituye un elemento de extraordinaria importancia para ser vistos por los que circulan detrás. Únicamente puede accionarse cuando la niebla sea espesa, pues podría deslumbrar.
  • Reducir la velocidad. Es una necesidad que viene impuesta no solo para mejorar la adherencia y prevenir los deslizamientos, sino de manera especial porque, al reducirse la visibilidad, se ha de moderar la velocidad para adecuarla a la visibilidad y poder detener el vehículo dentro de la zona que se ve delante, que será más o menos amplia según que la niebla sea más o menos espesa.
  • Aumentar la distancia de separación o seguridad.
  • En vías de doble sentido, no adelantar si la reducción de visibilidad que produce la niebla es tal que impide una buena observación hacia adelante. Si fuese posible adelantar, extremar las precauciones.
  • Un consejo muy importante: prestar especial atención a las marcas viales. Las líneas longitudinales que delimitan el centro, los carriles o el borde de la calzada servirán de gran ayuda en la trayectoria a seguir.
  • La poca visibilidad puede hacer que decidamos pararnos y esperar a que la niebla sea menos densa. Esta decisión es totalmente acertada, pero no debemos parar en zonas en las que podamos suponer un obstáculo para otros vehículos. Por ejemplo, detenerse en el arcén no es una buena idea. Lo mejor es hacer uso de la múltiples estaciones de servicio que podemos encontrarnos por el camino.
  • Si se sale de la calzada para estacionar el automóvil se deben apagar todas las luces del vehículo. Así se evitará establecer falsas referencias que podrían provocar accidentes a otros conductores.
  • La costumbre de hacer la misma ruta siempre y los años al volante, pueden pasar factura. Tenemos que estar mucho más concentrados en días de niebla, en los que no contamos con la misma visibilidad que un día soleado. Aunque no veamos claramente los peligros, siguen estando ahí. Olvídate de distracciones con el móvil o de subir el volumen de la música demasiado. La conducción defensiva debe ser siempre máxima, pero en días con malas condiciones climáticas debe ser extrema. Tampoco es mala idea que abras las ventanas un poco, lo que te permitirá escuchar lo que pasa a tu alrededor. ¡Quién sabe si tu oído puede llegar a intuir lo que la vista no percibe!
  • Hay que usar el limpiaparabrisas y mantener ventilado el vehículo para que no se forme vaho en la luna delantera.
  • Conviene no adelantar ni cambiar de dirección si no es imprescindible y si no se está convencido de poder hacerlo con total seguridad.

Ver vídeo de cómo conducir con niebla.


La Fuente de Información de este documento es del...

Programa propiedad de la Dirección General de Tráfico, editada en 1995 y dirigido por Don. Francisco Javier Uclés Sánchez.

Google

[IR A LA PÁGINA PRINCIPAL.]

[IR A LA PÁGINA DE ENSEÑANZA PRÁCTICA.]


¡Encuéntranos en!
facebook.
Entra en y hazte admirador de tu Web favorita de Seguridad Vial...
¡te esperan muchas sorpresas!
Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia

La Mirada.

AVISO LEGAL.