CONSEJOS
EL ALCOHOL
STOP A LOS ACCIDENTES.


[IR A LOS TESTS.]


[Recomienda Autoescuelas.]


[El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.]


[Conducción en Condiciones Especiales.]


[Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.]


[Guía Didáctica]


[Técnicas de Estudios]


[Tramitación Administrativa]


[Criterios Pruebas Teóricas]


[Página Vídeos de Tráfico.]


[Test tipo multirespuesta.]


[Página consultar examen DGT.]


[Página consultar saldo puntos DGT.]


[Página Consultar Estado de las Carreteras.]


[Página Guía de los Peatones.]


[Ocio y Vacaciones.]


[Alcohol y Conducción.]


[Educación Vial.]


[Enlaces de Interés.]


Resolución óptima 1024x768


CONTACTAR CON TESTVIAL


[Consejos y Aviso Legal.]


 

OTROS ENTRETENIMIENTOS Y OPERACIONES SOBRE EL VEHÍCULO QUE EL ALUMNO DEBE CONOCER.

CONTENIDO Y METODOLOGÍA ESPECÍFICA.

CAMBIO DE UNA RUEDA.

SEGURIDAD.
Retirar lo más posible el vehículo de la calzada, señalizando convenientemente al resto de usuarios de la presencia de nuestro vehículo.

PASOS A SEGUIR PARA REALIZAR EL CORRECTO CAMBIO DE UNA RUEDA.
Lo primero es asegurar la seguridad de los pasajeros, vestirse con el chaleco reflectante de seguridad y siempre poner las luces de emergencia. A partir de ahí, habrá que seguir las siguientes indicaciones:

  • Inmovilizar el vehículo con el freno de estacionamiento en una zona segura, llana y donde el coche no se deslice.
  • Es conveniente que bajen los pasajeros para aligerar el peso del vehículo y se ubiquen en una zona segura, excepto si viajamos con bebés, que podrán quedarse en el interior del coche.
  • Hay que colocar los triángulos a 50 metros del coche para alertar de que hay un vehículo con una avería en la carretera. Uno detrás y otro delante, en un punto visible sin estorbar.
  • Colocar calzos, al menos, en una de las ruedas que permanezca apoyada en el suelo.
  • Si hemos pinchado en una rueda delantera, se colocará una marcha con el motor apagado para bloquear la rueda (además del freno de mano). Si hemos pinchado en la parte trasera, colocaremos solo el freno de mano.
  • Retirar el tapacubo, y antes de levantar el coche con el gato, aflojar ligeramente con la llave correspondiente todos los tornillos o tuercas que fijan la rueda que se va a cambiar. Algunos coches llevan tuercas de seguridad para evitar que roben las llantas; debería de llevar un útil especial para esta tuerca.
  • Colocar el gato, comprobando que se apoya en el punto previsto del vehículo. Si el terreno es blando, se puede situar debajo del gato una tabla u objeto resistente para evitar que se hunda.
  • Elevar el vehículo accionando la manivela del gato.
  • Quitar todas las tuercas o tornillos de la rueda a cambiar.
  • Sustituir la rueda.
  • Colocar los tornillos o tuercas y apretarlos, al máximo, con la mano.
  • Bajar el vehículo, retira el gato y terminar de apretar las tuercas o tornillos de la rueda con la llave correspondiente.
  • No olvidar las herramientas. Seguramente estarán algo desordenadas por el suelo.

CAMBIO DE UN FUSIBLE.

FINALIDAD.
Los fusibles protegen los circuitos eléctricos del vehículo. Si por cualquier razón un circuito se ve sometido a una sobrecarga, el fusible “saltará”, interrumpiéndose el paso de la corriente, con lo que el cableado y el aparato que alimenta quedarán a salvo de las averías.

LOCALIZACIÓN.
Se encontrarán situados en una caja que puede presentar muy diversas localizaciones (debajo del volante o de la guantera, junto al motor del vehículo, etc.)

MANTENIMIENTO.
Cada fusible suele exhibir impreso su amperaje. Cada vez que se funde un fusible se debe sustituir por otro del mismo amperaje. Si el fusible de repuesto también se funde al colocarlo se investigará la existencia de un cortocircuito. Si no se tiene el fusible de repuesto adecuado, no debe colocarse ningún material análogo, ya que no existe un sustituto seguro de un fusible.

PRECAUCIONES.
Al realizar el cambio de fusible:

  • Descúbrelos. Retira la tapa de plástico que oculta los fusibles. Suele ir encajada a presión.
  • Según el sistema que falle... tendrás que cambiar un fusible u otro. El libro de usuario del coche te dirá cuál es.
  • Retíralo. Tira del fusible utilizando las pinzas especiales que encontrarás en la tapa de plástico del paso 1.
  • Reemplázalo. Introduce el fusible nuevo en el hueco del viejo y vuelve a colocar la tapa de plástico.

CAMBIO DE UNA LÁMPARA.

FINALIDAD.
La avería eléctrica más corriente en el vehículo es el fallo de las lámparas. Su sustitución debe efectuarse con la máxima rapidez, con objeto de evitar la entrada de polvo, suciedad, etc, en el interior de la óptica, lo que afectaría negativamente en el rendimiento del haz luminoso.

Si hace años sustituir una bombilla de nuestro coche era una de las tareas más sencillas, hoy en día ya no es así. Actualmente el hueco del motor está lleno de una gran cantidad de elementos y, debido al diseño del vehículo, en algunos casos incluso es necesario desmontar el faro o la propia defensa para poder sustituir una bombilla.

El mayor problema suele ser con las bombillas delanteras . Las bombillas traseras, afortunadamente, suelen ser bastante más sencillas de cambiar.

En el caso de las bombillas traseras, simplemente con quitar la tulipa que va atornillada o accediendo desde la parte trasera del piloto, en el interior del maletero, ya se pueden sustituir normalmente las bombillas.

El problema lo tenemos realmente en los faros delanteros. Son pocos los vehículos en los que todavía podemos sustituir una bombilla con facilidad. Algunos modelos tienen una especie de trampilla en el plástico del pase de ruedas, que es necesario quitar para tener acceso al faro.

Luego tenemos otros modelos en los que es todavía más complicado y tenemos que quitar totalmente el faro para poder acceder a la bombilla que debemos sustituir. Aún podemos estar contentos, peor sería tener que quitar también parte de la defensa (también existen casos).

PRECAUCIONES.
Al realizar el cambio de lámparas:

  • Conviene como medida de seguridad desconectar el cable de masa (-) de la batería.
  • No tocar la superficie de cristal de la lámpara halógena directamente con los dedos o con los guantes sucios. Si se toca accidentalmente, limpiarla con un algodón impregnado en alcohol.
  • La lámpara halógena contiene gas halógeno a alta presión y podría romperse si se raya la superficie.
  • Siempre utilizar lámparas que tengan las mismas características que la instalada de origen.

REGLAJE DE FAROS.

FINALIDAD.
Es conveniente realizarlo periódicamente para tener buena visibilidad y evitar deslumbramientos y alteraciones del haz luminoso, sobre todo si se alteran los parámetros de suspensión por el aumento o disminución del peso sobre el vehículo.

MANIPULACIÓN.
El alumno en cambio, como usuario debe conocer como reglar las luces de largo alcance o de carretera, y de corto alcance o de cruce. Siempre se deben seguir las instrucciones dadas por el fabricante. Normalmente la óptica delantera del vehículo permite un reglaje tanto en altura (dependiendo si el vehículo está con peso o en vacío), como en dirección (derecha e izquierda). El reglaje debe hacerse con el vehículo en vacío.

Los coches que no llevan xenón ofrecen la posibilidad de regular la altura de los faros para evitar que deslumbre a otros conductores cuando el vehículo va cargado; asegurase de que los lleva en la posición ‘0' si el coche no va cargado… y súbalos hasta el ‘3' según aumente la carga del vehículo.


COLOCACIÓN DE LAS CADENAS.

CONSIDERACIONES GENERALES.
Esta es una práctica muy interesante y que además suele ser muy desconocida para la mayoría de los alumnos. A continuación se presentan unas consideraciones generales.

  • Si no dispones de cuatro cadenas, deberás saber si tu coche es tracción delantera, trasera o total para saber en qué tren ponerlas.
  • Las cadenas siempre se deben colocar en las ruedas motrices.
  • Antes de empezar a poner las cadenas , confirma que no están enredadas.
  • Debido a la gran variedad de sistemas, es importante seguir las instrucciones del fabricante para evitar deterioros en las cadenas y en los neumáticos.
  • La dimensión de la cadena debe de corresponderse con las dimensiones del neumático.
  • Es recomendable acudir a un establecimiento especializado para conseguir un adecuado asesoramiento, además de poder presenciar una demostración sobre se montaje y desmontaje.
  • Identifica las partes de enganche y tensión de las cadenas sobre el neumático; estas piezas deben quedar en la parte visible (exterior) de la rueda.
  • La conducción con cadenas debe ser suave y sin brusquedades.
  • Una vez colocadas y tensadas correctamente las cadenas en los neumáticos , deberemos rodar unos 20 o 30 metros y parar para volver a tensarlas .
  • En descensos conviene utilizar una marcha corta y aprovechar el freno motor (no utilizar en lo posible el freno de servicio ni el freno de estacionamiento).
  • No se debe circular con cadenas directamente sobre el asfalto.

PUESTA EN FUNCIONAMIENTO DEL MOTOR DEL VEHÍCULO CON OTRA BATERÍA.

FINALIDAD.
En el caso de que la batería de su vehículo presentara algún problema, puede llevar a cabo la puesta en funcionamiento del motor, conectándola mediante pinzas a la batería de otro vehículo. En el caso de necesitar poner en funcionamiento un motor diesel, se precisará un batería de mayor amperaje que la utilizada para poner en funcionamiento un motor de gasolina.

Vaya por delante que mi consejo es que en un coche moderno jamás utilices las clásicas pinzas de arranque , pero en caso de extrema necesidad se pueden utilizar y evitar problemas si seguimos unas pautas.

PASOS A SEGUIR.
Si no queda más remedio que utilizar unas pinzas de arranque, minimizaremos los riesgos de estropear nada siguiendo estas pautas:
  • Las pinzas deben ser buenas, con un cable de buena sección. Si el cable es demasiado fino se calentará cuando intentemos arrancar, pudiendo llegar a derretirse el aislante y provocando un cortocircuito, incluso un incendio.
  • Aparcaremos el coche auxiliar de forma que estemos seguros de que los cables llegan de una batería a otra, pero los coches no deben tocarse entre sí, especialmente partes metálicas. (¡siempre con el capó cerrado!)
  • Comprueba que las tensiones de las baterías son las mismas. Ojo si conectamos los cables a una batería de un camión o una máquina que funciona a 24 Voltios si nuestro coche es de 12, etc. También conviene saber, aunque ya sería una tremenda casualidad, que algunos coches antiguos ingleses conectaban a masa el polo positivo de la batería en vez del negativo, así que comprueba la polaridad de la batería antes de conectarla a tu coche.
  • Localizar previamente la ubicación de las baterías en los dos vehículos. Esto permitirá valorar hacia qué lado del vehículo cuya batería se encuentra defectuosa debe de aproximarse el otro vehículo.
  • Encenderemos el coche auxiliar para evitar que se descargue su batería y quedarnos tirados los dos.
  • Enciende las luces del coche auxiliado, de este modo, al conectar los cables, los picos de tensión que puedan producirse serán absorbidos por el alumbrado en lugar de por las unidades de mando, así reduciremos el riesgo de quemar una centralita.
  • Conocer el utensilio a usar: las pinzas: Normalmente dispondrá de dos cables de dos colores:
    • Cable rojo: positivo.
    • Cable negro: negativo.
  • Conectar las dos baterías mediante las pinzas. Es importante seguir el siguiente orden:
    • 1º: El positivo del coche auxiliar, en la batería.
    • 2º: El positivo del coche auxiliado, en la batería.
    • 3º: El negativo del coche auxiliar, en la batería.
    • 4º: El negativo del coche auxiliado, en un hierro o masa apartado de la batería para evitar que la posible chispa que se produzca pueda inflamar el hidrógeno explosivo que rodea la batería descargada en proceso de carga. Revisa el manual del coche porque suele haber bornes específicos , en el caso del Golf del ejemplo, es ese hierro atornillado al cortafuegos del vano motor.
    ¡¡Nunca invertir la polaridad, ni juntar los polos positivos con negativo!!
  • Si al conectar el cable negativo al coche auxiliado se produce una chispa muy fuerte, es mejor no insistir, puede que haya un cortocircuito en la batería del coche auxiliado y podríamos provocar una avería en el sistema eléctrico.
  • Una vez conectados los cables, el conductor del coche auxiliar debe acelerar el motor hasta las 2.000 rpm para garantizar que el alternador está generando energía suficiente. Mientras tanto, el conductor del coche auxiliado debe poner el contacto y esperar un par de segundos antes de intentar el arranque para que cebe el combustible. Ya puedes intentar arrancar el coche.
  • Si no arranca a la primera, no debes insistir más de 10 segundos, pasado ese tiempo debemos parar y esperar a que se enfríen los cables y las pinzas al menos un minuto antes de volver a intentarlo.
  • Para desconectar las pinzas deberemos seguir un orden inverso:
    • 1º: Primer desconectamos el negativo del coche auxiliado.
    • 2º: El negativo del coche auxiliar.
    • 3º: Positivo del coche auxiliado.
    • 4º: Positivo del coche auxiliar.
  • Mientras manejamos los cables debemos extremar la precaución y que no se toquen las pinzas entre ellas ni con partes metálicas de la carrocería de ninguno de los dos coches para evitar cortocircuitos.

REPOSTAR COMBUSTIBLE.

PRECAUCIONES.
En una estación de servicio y en el momento en el que cualquier usuario realice la operación de repostar combustible será preciso tener en cuenta determinadas precauciones:

  • Orientar correctamente el vehículo en relación con el surtidor a utilizar.
  • Localizar la ubicación del tapón del depósito de combustible, deteniendo el vehículo cuando se encuentre este tapón lo más próximo al surtidor a utilizar.
  • Color de los surtidores y de sus mangueras.
  • Anagramas indicativos, etc.
  • Desconectar el motor, en cuanto te coloques a la distancia adecuada del surtidor que vas a utilizar, debes apagar inmediatamente el motor.
  • Asegúrate de que desconectas todas las luces del vehículo que pudieras tener en funcionamiento, así como la radio. Cualquier chispa producida por un aparato eléctrico podría ser fatal si hay un derrame de combustible.
  • Inmoviliza completamente tu vehículo con el freno de mano, para evitar así que se pueda desplazar mientras viertes el combustible.
  • Está prohibido fumar en gasolineras y tampoco debes encender mecheros o cerillas. No olvides que una mínima llama podría causar un grave accidente en caso de contacto con el combustible.
  • Es bueno cerrar la puerta de tu vehículo cuando salgas para repostar. De este modo, te descargas de electricidad estática al tocar un objeto metálico y evitas hacerlo en el boquerel, lo que puede entrañar algún riesgo.
  • Ningún ocupante del vehículo debe entrar o salir de éste mientras se está realizando la carga de combustible. Una posible chispa provocada por la electricidad estática que se produce por el roce con la tapicería podría provocar un accidente.
  • Es recomendable no ocupar completamente el espacio disponible del depósito. El combustible puede expandirse, por lo que dejar al menos un 5% sin rellenar evitará derrames inesperados.
  • No dejes caer combustible sobre tu coche o en el suelo. El vapor que desprende es altamente inflamable y puede provocar un incendio con una mera chispa de cualquier aparato electrónico.
  • Si accidentalmente viertes parte del combustible fuera del depósito, debes requerir la atención de un de los empleados de la estación. Él te dirá cuándo puedes reanudar la marcha, ya que el derramamiento debe ser neutralizado o recogido previamente.
  • No es nada recomendable emplear teléfonos móviles mientras estás realizando la carga de combustible. Como aparato electrónico que es, en algún caso podría emitir una chispa por la acumulación de electricidad.
  • Cierra bien el tapón del depósito de tu vehículo, para prevenir posibles fugas o derrames.
  • Después de abonar la cantidad correspondiente, arranca el motor de tu coche y circula a baja velocidad y con mucha precaución hasta salir de la estación de servicio.
  • Orientar correctamente el vehículo en relación con el surtidor a utilizar.
  • Localizar la ubicación del tapón del depósito de combustible, deteniendo el vehículo cuando se encuentre este tapón lo más próximo al surtidor a utilizar.
  • Color de los surtidores y de sus mangueras.
  • Anagramas indicativos, etc.

MEDIR LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS.

JUSTIFICACIÓN.
Mantener la presión adecuada en sus neumáticos permite que éstos se desgasten adecuada e uniformemente y que la conducción sea más cómoda, limpia y segura. La presión de inflado es un factor clave para el rendimiento, el confort y la seguridad en la conducción.

¿Por qué es tan importante la presión de los neumáticos?

Una presión adecuada de los neumáticos tiene muchos beneficios.

  • Seguridad : la presión de inflado correcta proporciona un mejor control sobre el vehículo y optimiza su comportamiento, su estabilidad en la frenada y reduce la distancia de frenado . También mantiene la temperatura adecuada en los neumáticos , evitando así el peligro de un reventón.
  • Economía: ayuda a minimizar el desgaste de los neumáticos y el consumo de combustible . Esto podría suponer hasta dos depósitos de combustible al año.
  • Medio ambiente: un neumático con una presión de inflado inadecuada lleva a un mayor consumo de combustible y mayores emisiones de CO2.
  • Comodidad: Mayor facilidad en la conducción.
Un neumático desinflado en un 20%:
  • Reduce su rendimiento en un 30%.
  • Se calienta.
  • Se desgasta rápidamente y se podría incluso reventar
MANTENIMIENTO.

¿Con qué frecuencia se debe revisar la presión?

Usted debería revisar la presión al menos una vez al mes, cuando los neumáticos estén fríos, ya que la presión aumenta cuando el neumático está caliente, y la lectura obtenida no sería correcta. También debe verificar los neumáticos antes de un viaje de larga distancia .

¿Qué sucede cuando los neumáticos están demasiado inflados?

Los neumáticos absorberán los baches e irregularidades con mayor dificultad, afectando al confort en la conducción, ya que habrá menos contacto con la carretera. Esto puede generar desgaste irregular y daños en la estructura del neumático.

¿Qué sucede cuando mis neumáticos no tienen aire suficiente?

La temperatura en el interior del neumático aumenta significativamente, debilitando la carcasa y produciendo daños internos. El costado del neumático se desgastará mucho más rápido. La conducción se vuelve más difícil y podemos perder el control del vehículo.

¿Cómo se puede saber cuál es la presión adecuada?

Para encontrar la presión adecuada para su vehículo, consulte el manual o busque las placas situadas en la puerta del conductor, en la guantera o en la tapa del combustible.

Tenga en cuenta que sus neumáticos requerirán una mayor presión si el vehículo circula muy cargado. En general, se recomienda aumentar la presión en 0,3 bar en ambos ejes. Existen unos factores que influyen en determinar la correcta presión de inflado, por ejemplo:

  • El peso del vehículo (si se circula con mucho o poco peso).
  • El tipo de vía (si se circula por autopista o por otro tipo de vía).

¿Es recomendable hinchar los neumáticos con nitrógeno?

El nitrógeno es diferente del aire normal porque sufre menor variación de su volumen ante cambios de temperatura y sus moléculas son más grandes. Por ello, es más difícil que dichas moléculas se escapen del interior del neumático. Hinchar los neumáticos con nitrógeno le proporciona las siguientes ventajas:

  • Seguridad: la presión del neumático se mantiene constante durante más tiempo y hay menor riesgo de un reventón.
  • Coste: El consumo de combustible disminuye y aumenta la vida útil de los neumáticos.

La Fuente de Información de este documento es del...

Programa propiedad de la Dirección General de Tráfico, editada en 1995 y dirigido por Don. Francisco Javier Uclés Sánchez.

Google

[IR A LA PÁGINA PRINCIPAL.]

[IR A LA PÁGINA DE ENSEÑANZA PRÁCTICA.]


¡Encuéntranos en!
facebook.
Entra en y hazte admirador de tu Web favorita de Seguridad Vial...
¡te esperan muchas sorpresas!
Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia

La Mirada.

AVISO LEGAL.