IR A LA PÁGINA PRINCIPAL
LA SEGURIDAD VIAL.
LAS DISTRACCIONES.
IR A LOS TESTS.
Manual Guía Didáctica Teórica.
Técnicas de Estudios.
Criterios de las Pruebas Teóricas.
Ir a la Guía para las Clases Prácticas.
Criterios de las Pruebas Prácticas.
El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.
Conducción en Condiciones Especiales.
Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.
Tramitación Administrativa
Página Vídeos de Tráfico.
Test tipo multirespuesta.
Página consultar examen DGT.
Página consultar saldo puntos DGT.
Página Consultar Estado de las Carreteras.
Página cita previa en Jefaturas DGT.
¿Dónde están los radares de la DGT?
¿Cómo ahorrar Combustible?
Ocio y Vacaciones.
Alcohol y Conducción.
Educación Vial.
Recomienda Autoescuelas.
Los Coches más Vendidos.
Los Coches más Seguros.
El Seguro de los Vehículos.
Seguridad Peatones.
Tests de la Constitución.
Enlaces de Interés.
CONTACTAR CON TestVial.com
Consejos y Avisos Legales

El estado del vehículo.

El estado del vehículo es de gran importancia, pues de su buen estado dependerá en un porcentaje muy elevado la propia seguridad y la de los demás.

De nada serviría que el conductor se encontrara en perfectas condiciones psicofísicas, si el vehículo no se encuentra en buen estado para responder a sus órdenes.

El buen estado de conductor-vehículo es primordial para poder dar una adecuada respuesta a las distintas y cambiantes situaciones del tráfico.

Por ello, la realización de un viaje es una ocasión propicia para efectuar una revisión a fondo de los órganos del vehículo esenciales para la seguridad.

La revisión se debe hacer con suficiente antelación para así disponer de tiempo y poder comprobar los posibles fallos antes de iniciar el viaje.

No se debe dejar para el último momento porque los apuros, las aglomeraciones de última hora y la improvisación no son buenos consejeros.

Usted va a someter a su vehículo al duro esfuerzo de muchos kilómetros y altas temperaturas en verano y bajas en invierno. Es una buena oportunidad de ponerse al día con la seguridad mecánica, por ello, deberá efectuar una revisión a fondo de los órganos del vehículo esenciales para la seguridad, ésta revisión deberá comprender los siguientes elementos:

  • Niveles: El motor de su coche necesita la renovación periódica del aceite y mantenimiento a un nivel adecuado. Otros niveles a vigilar con el líquido de frenos, el vaso de expansión, el agua del "limpia" y la batería.
  • Cables y Correas: Eche un vistazo, o haga que le revisen, el cableado eléctrico para evitar problemas con el arranque, luces y aire acondicionado. Vigile también la tensión y el estado de las correas de la ventilación y la distribución.
  • Carburación y encendido: Compruebe el filtro del aire y puesta a punto del carburador y sistema de encendido (platinos, bujías, condensador).
  • Filtros: Recuerde que los filtros (del aire, del motor y, en algunos casos, para el polen) tienen un período de efectividad limitado y diferente. Siga las recomendaciones del libro de mantenimiento de su vehículo. Compruebe que la entrada del filtro del aire es adecuada a la estación, algunos modelos tiene posiciones diferentes para verano e invierno.
  • Amortiguadores: Conviene que los revise periódicamente, su vida útil suele estar entre 50.000 kms y 70.000 kms. Por qué: porque su deterioro alarga considerablemente la distancia de frenado y disminuye el agarre en las curvas, el coche será absolutamente incontrolable en una emergencia.
  • Dirección: Al menor síntoma de vibraciones en el volante, dureza en su giro, acuda rápidamente al taller.
  • Ruedas y neumáticos: Compruebe la profundidad del dibujo, (1,6 mm), si existen grietas deformaciones, cortes y presión de inflado, incluida la rueda de repuesta.
  • Frenos: La revisión del nivel del líquido de frenos, las pastillas o zapatas y los discos le dará fiabilidad respecto al sistema de frenado de su vehículo.
  • Lavaparabrisas y Limpiaparabrisas: No deje que se acumule la suciedad en el parabrisas y límpielo antes de emprender el viaje y rellene el depósito del "limpia" y compruebe las escobillas.
  • Luces: Compruebe el estado y buen funcionamiento de las distintas luces del vehículo. Manténgalas limpias y regule la altura de los faros (según la carga) para evitar los deslumbramientos.
  • Bujías e inyección: El primer síntoma puede ser un problema en el arranque. Mire si los cables están rotos, agrietados, tienen peladuras y si las bujías están "perladas". Si el coche tarda en arrancar, el problema puede estar en el encendido o la inyección.
Fuente de Información: Manual del conductor de la DGT.

Revisión general del vehículo.


Vídeo informátivo que explica cómo deben inflarse de manera adecuada un neumático.


Autoescuela Testvial Gratis | Crea tu insignia

PÁGINA PRINCIPAL.