IR A LA PÁGINA PRINCIPAL
LA SEGURIDAD VIAL.
LAS DISTRACCIONES.
IR A LOS TESTS.
Manual Guía Didáctica Teórica.
Técnicas de Estudios.
Criterios de las Pruebas Teóricas.
Ir a la Guía para las Clases Prácticas.
Criterios de las Pruebas Prácticas.
El Rincón de los Futuros Profesores de Formación Vial.
Conducción en Condiciones Especiales.
Conducción en Condiciones Ambientales Adversas.
Tramitación Administrativa
Página Vídeos de Tráfico.
Test tipo multirespuesta.
Página consultar examen DGT.
Página consultar saldo puntos DGT.
Página Consultar Estado de las Carreteras.
Página cita previa en Jefaturas DGT.
¿Dónde están los radares de la DGT?
¿Cómo ahorrar Combustible?
Ocio y Vacaciones.
Alcohol y Conducción.
Educación Vial.
Recomienda Autoescuelas.
Los Coches más Vendidos.
Los Coches más Seguros.
El Seguro de los Vehículos.
Seguridad Peatones.
Enlaces de Interés.
CONTACTAR CON TestVial.com
Consejos y Avisos Legales

CONDUCCIÓN ECONÓMICA.

CONDUCCIÓN EN CIUDAD O CARRETERA:

El consumo varía de ciudad a carretera. La conducción en vías urbanas supone un consumo sensiblemente superior a la conducción en vías interurbanas,aunque por éstas se circule a más velocidad.

Ello es debido a que:

  • Aumenta el tiempo de funcionamiento del motor a ralentí, en el que se consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora sin desplazar el vehículo, a causa del aumento del número de detenciones ocasionadas por los semáforos, pasos para peatones, congestiones de tráfico, intersecciones y vehículos en doble fila que entorpecen el tráfico.
  • Aumentan las arrancadas como consecuencia del aumento del número de detenciones. Esto incide en un mayor empleo de la 1ª marcha, en la cual se disparan los consumos de carburante.
  • Aumentan las frenadas por la misma causa, y por tanto, las pérdidas de inercia en la circulación.
  • Aumenta la utilización de marchas cortas en las que se consume más carburante.

Todo ello contribuye a aumentar de forma considerable el consumo, ya que:

  • el motor no funciona en estas condiciones en su zona de óptimo rendimiento y
  • los periodos donde se consume pero no se circula cobran mayor importancia, ya que cuando el vehículo está detenido, el motor sigue funcionando a ralentí consumiendo.

En detenciones prolongadas es conveniente apagar el motor. Se evitará así el estar a ralentí consumiendo carburante y contaminando de forma inútil. La moderna electrónica regula el arranque de los motores haciendo que no se incremente el consumo de carburante.

Como recomendación, se sugiere parar el motor cuando se prevea que la inmovilización va a superar el minuto de duración.

Existen conductas incorrectas de los conductores cuando el vehículo está parado, como son:

  • Mantener el pie apoyado en el pedal acelerador.
  • Mantener la primera relación de marcha seleccionada, sosteniendo el vehículo con los pedales de embrague y acelerador para reanudar rápidamente la marcha.
Es aconsejable el estudio en ciudad de rutas alternativas a fin de evitar los trayectos congestionados a determinadas “horas punta” y seguir otras rutas de menor densidad de tráfico aunque resulten más largas.
  • Se podrán evitar estos atascos si se anticipa un poco la salida de casa para ir al trabajo o se demora el regreso de vuelta a casa, ya que en un corto espacio de tiempo estas vías vuelven a su estado de normalidad.

Dichas conductas, además de incrementar el consumo de carburante, incrementan también la contaminación y además deterioran las piezas del embrague.

Se ahorrará carburante y posiblemente tiempo en el desplazamiento alternativo.

En recorridos inferiores a 0,5 kilómetros, partiendo de un arranque con el motor frío, el consumo llega a ser más del doble que en carretera con el motor caliente, por lo que es recomendable utilizar otros medios de desplazamiento distintos al coche, como puede ser el transporte público, la bicicleta o si es posible, caminar.

Circulando en carretera se puede ahorrar carburante pisando con moderación el pedal acelerador y aprovechando la energía cinética que acumula el vehículo en movimiento.

Pisar a fondo el pedal acelerador en las rectas para luego frenar fuertemente en las curvas es:

  • Desaprovechar la energía cinética.
  • Derrochar carburante.
  • Someter a los frenos a un trabajo innecesario.

TESTS DE CONDUCCIÓN ECONÓMICA.

Fuente de información: Manual del Conductor de la DGT.


¿Cómo ahorrar Combustible?



PÁGINA CONSULTA EXAMEN.

PÁGINA PRINCIPAL.